Con una delicadeza y estética maravillosas, David Otero y Rozalén se lanzaron con ‘Baile’, una canción sensorial. Así, en este dúo dinamita, capta a la perfección la armonía y la belleza de lo que significa un baile para los sentidos. Con los ojos cerrados, David y Rozalén se lanzan a bailar en braille, y nos regalan una pieza para tocar a los valientes.

Mira la actuación aquí

No hay nostalgia en 1980, el último álbum de David Otero, sino pasión por una época en la que los sonidos electrónicos conducían a un nuevo mundo repleto de posibilidades. Un cóctel maestro de pop luminoso y sonidos revival.

Rozalén es la gran colaboración de 1980. Se sumó al proyecto a través de su productor, Ismael Guijarro, y no le fue difícil encontrar el tema en el que quería participar, Baile del que se enganchó a la primera escucha. En él une su peculiar voz a la de David y participa en la letra.